SINIESTRO EN TEJADO



Se trata del hundimiento de una parte del tejado en una comunidad, en este caso los tabiques palomeros de sustentación de la cubierta de machihembrado estaban debilitados y rajados y no tardaron mucho en provocar un hundimiento. Se procede a demoler los contornos del hundimiento por precaución y seguridad. Se retira el escombro y se levanta un nuevo tabique de sustentación para el nuevo machihembrado.

Este último se coloca sobre los tabiques y se jarrea con mortero de cemento y arena para darle cuerpo y fuerza y posteriormente se coloca la teja árabe recuperada y nueva recibida también con mortero de cemento y arena. Se remata toda la zona correctamente, se limpia y retira el escombro. Este concretamente fue un trabajo en el que se debió actuar con rapidez dada la gravedad del siniestro.

Los vecinos como de costumbre quedaron muy satisfechos.