¿Es posible, mediante el uso de aislantes, mantener una temperatura confortable en el interior de un local?



En régimen de invierno es posible, mediante el uso de aislamiento, conseguir la reducción de pérdidas térmicas hasta valores tan bajos que se compensen con la simple captación de energía solar y las aportaciones gratuitas de calor; en estas circunstancias es posible mantener una temperatura confortable sólo con técnicas de aislamiento.

En régimen de verano, es posible mantener el confort en el interior de un local recurriendo sólo al aislamiento térmico en determinadas circunstancias climáticas: fuerte oscilación térmica día-noche y temperatura media diaria no muy lejana de la de confort.

En otras ocasiones, el recurso a la climatización es obligado, casos en los que un buen aislamiento permite que el consumo energético de climatización se mantenga razonablemente reducido, siendo igual o más importante la utilización de un buen aislamiento en regímenes de verano que en invierno, ya que consume más energía producir frío que calor.

Solicitar más información